Vender en Amazon Iniciar sesión
Este tema se aplica a vender en: Reino Unido

Reciclar aparatos eléctricos o electrónicos (RAEE)

Si vendes aparatos eléctricos o electrónicos, podrías estar sujeto a la Directiva europea 2012/19/UE (Directiva RAEE) sobre la recogida y reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y a las leyes nacionales que la apliquen. A continuación encontrarás una breve descripción general de la legislación que regula los RAEE y cómo te afecta como vendedor.

¿Qué es la Directiva RAEE?

El objetivo de esta directiva es evitar que se generen residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, reducir el impacto en el entorno de su eliminación y contribuir al uso eficiente de los recursos y a la recuperación de materias primas secundarias valiosas. Por lo tanto, la directiva RAEE busca implicar en la recogida y el tratamiento de dichos residuos a todas las partes que participan en el ciclo de vida de estos aparatos, como los fabricantes, los distribuidores y los consumidores. La directiva RAEE de la UE establece los criterios esenciales de gestión de los residuos y la responsabilidad de los fabricantes y unos estándares mínimos para su tratamiento.

La directiva sólo establece los estándares mínimos y cada Estado miembro de la UE los aplica con sus leyes propias, por lo que puede haber discrepancias entre las normativas nacionales. Infórmate de las leyes nacionales correspondientes a los Estados miembros de la UE a los que envíes productos, puesto que nosotros sólo podemos ofrecerte una breve descripción general de las normativas de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, España y Países Bajos.

¿A qué productos afecta la Directiva RAEE?

La directiva RAEE cubre todos los aparatos eléctricos y electrónicos de uso personal y profesional en el Espacio Económico Europeo.

Nota: Sin embargo, esta descripción general no cubre las obligaciones relacionadas con la venta de estos productos a usuarios profesionales.

En particular, la directiva RAEE se aplica a todos los aparatos eléctricos o que funcionen mediante campos electromagnéticos cuyo voltaje sea de inferior a 1000 voltios de CA o a 1500 voltios de CC. Puedes consultar los pocos productos exentos en el artículo 2 de la directiva RAEE.

¿A quiénes afecta la directiva RAEE?

La directiva afecta a los fabricantes y a los distribuidores, entre los que se incluyen los vendedores. A efectos de la directiva, se considera que muchos de los vendedores de aparatos eléctricos y vendedores son fabricantes. Además, es posible ser vendedor en un Estado miembro y, al mismo tiempo, fabricante en otro por los motivos siguientes:

  • Si no estás radicado en el Estado miembro al que envías tus productos, se te considera fabricante para dicho estado.
  • Si estás radicado en el Estado miembro al que envías tus productos, se te considera fabricante para dicho estado si ofreces los productos siguientes:
    • Productos eléctricos y electrónicos de marca propia
    • Productos eléctricos y electrónicos importados por ti
    • Productos eléctricos y electrónicos sin etiqueta del fabricante (productos genéricos)

Es posible que las legislaciones nacionales sobre los RAEE establezcan más casos en los que se considere a los vendedores como fabricantes (más información a continuación).

¿Qué obligaciones tienen los fabricantes?

Los fabricantes deben cumplir con los requisitos siguientes:

  • Tener una sucursal (o establecer una) en todos los Estados miembros de la Unión Europea a los que envíen productos, o designar a un representante autorizado radicado en esos Estados miembros para que interactúe con la autoridad nacional pertinente.
  • Registrar la marca y todos los tipos de productos que se enviarán al país de destino en el órgano nacional que regule la recogida y el reciclaje de los residuos eléctricos y electrónicos.
  • Garantizar que, al introducir un producto en el mercado del Estado miembro, la gestión de todo residuo esté financiada (en algunos estados, es posible que esta garantía se sustituya por la participación del fabricante en programas adecuados de financiación de la gestión de estos residuos, un seguro de reciclaje o una cuenta bancaria bloqueada).
  • Informar a las autoridades nacionales pertinentes de la cantidad de aparatos eléctricos o electrónicos que se han introducido en el mercado nacional, de la que se ha enviado al extranjero y de la que se han recogido de los clientes.
  • Etiquetar todos los productos de una manera duradera e indeleble, es decir; no sólo con una etiqueta, sino con el símbolo del contenedor con ruedas con la fecha estampada (según la EN50419)
  • Identificar al fabricante del producto
  • Informar (con manuales o por medios electrónicos) a quien se encargue de realizar el tratamiento del producto de la reutilización y los tratamientos respetuosos con el medio ambiente de todos los nuevos tipos de producto que lances al mercado.
  • Informar a los clientes sobre la Directiva RAEE.
  • Proporcionar un servicio de recogida de los productos electrónicos vendidos a los clientes. Una de las principales obligaciones de la Directiva RAEE es la responsabilidad de recoger los aparatos antiguos. En este sentido, la directiva diferencia las obligaciones de los fabricantes de las de los vendedores a este respecto. Sin embargo, los Estados miembros son los encargados de determinar los requisitos concretos.

Los Estados miembros tienen cierta libertad para aplicar la directiva. A continuación encontrarás una descripción general de las normativas con que se regulan los RAEE en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, España y Países Bajos.

Para obtener información más detallada, consulta el sitio web del registro nacional correspondiente aquí.

Inicia sesión para utilizar la función y obtener asistencia personalizada (se necesita un navegador de escritorio). Iniciar sesión


Llega a cientos de millones de clientes

Empezar a vender en Amazon


© 1999-2021, Amazon.com, Inc. or its affiliates