Vender en Amazon Iniciar sesión
Este tema se aplica a vender en: Reino Unido

Etiquetado de componentes del calzado

La Directiva 94/11/CE ("Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado") establece los requisitos para la venta de materiales utilizados en los componentes principales del calzado para su venta a consumidores en la UE. Establece las normas para el etiquetado del calzado, incluido el contenido y el modo de la etiqueta, así como la responsabilidad de hacerlo.

Si vendes calzado contemplado por la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado, debes asegurarte de que cumple con sus requisitos. También debes tener en cuenta las obligaciones del REACH y, si el calzado está diseñado para usarse con el fin de proteger a personas de uno o más peligros para la salud y la seguridad, el Reglamento sobre los EPI.

Para más información, consulta estas páginas: REACH y Reglamento sobre los EPI

Es tu responsabilidad cumplir con la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado. También debes cumplir con cualquier legislación o normativa nacional vigente de los Estados miembros que implementen la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado. Esta es una recomendación general y no debería tomarse como asesoramiento legal. Para cualquier duda sobre la legislación o las normativas relativas al calzado que vendes, ponte en contacto con tu asesor legal.

¿A qué calzado se aplica la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado?

La Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado se aplica a calzado, lo que incluye todos los productos con suelas diseñados para proteger o cubrir el pie, incluidos la parte superior, forro y plantilla y suela exterior. En el Anexo II se establece que "el calzado puede abarcar desde sandalias cuya parte superior (corte) consista simplemente en cordones o cintas amovibles hasta botas altas cuyo empeine cubra la pierna y el muslo". Por lo tanto, algunos ejemplos de calzado son: zapatos planos o de tacón alto para ropa de interior o exterior casual, calzado ortopédico, calzado desechable (con suelas aplicadas, por lo general diseñadas para utilizarse sólo una vez), botas de tobillo, botines, botas de rodilla y botas de muslo.

Existen algunas exclusiones, como calzado de segunda mano, determinados zapatos protectores y calzado de juguete.

¿Cuáles son las obligaciones clave de la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado?

El etiquetado del calzado debe proporcionar al consumidor información sobre las tres partes principales del calzado: la parte superior, forro y plantilla y suela exterior. Para ello, utiliza pictogramas o indicaciones por escrito en los idiomas oficiales del Estado miembro en el que el producto se pone a la venta o suministro.

Los materiales pertinentes (cuero, cuero recubierto, textiles y otros materiales) también se deben indicar con pictogramas o indicaciones por escrito en los idiomas oficiales del Estado miembro en el que el producto se ponga a la venta o suministro.

Los requisitos de etiquetado anteriores se aplican a los materiales que constituyen al menos el 80 % de la superficie de la parte superior, así como el forro y plantilla del calzado y al menos el 80 % del volumen de la suela exterior. Si ningún material representa al menos el 80 %, se deberá proporcionar información sobre los dos materiales principales utilizados en la composición del calzado.

La etiqueta debe pegarse en al menos una unidad del calzado por cada par, ya sea impresa, pegada, estampada o con una etiqueta adjunta.

¿Otras obligaciones?

Los productores y distribuidores también tendrán obligaciones en virtud de la Directiva relativa a la seguridad general de los productos.

En virtud de la Directiva relativa a la seguridad general de los productos, los productores tienen obligaciones. Se entiende como productor cualquier fabricante con sede en la UE o, en su defecto, su importador o representante en la UE.

  • Los productores deben asegurarse de que sólo venden o suministran productos seguros.
  • Los productores deben proporcionar a los consumidores información pertinente para que evalúen los riesgos del calzado con un uso normal o razonablemente previsto. Esto incluye adoptar medidas para informar a los consumidores de los riesgos y otras medidas necesarias, como retirar productos del mercado o advertir a los consumidores, si procede, para evitar riesgos.
  • Los productores deben indicar sus detalles (nombre, dirección, etc.) en el calzado o su embalaje.
  • Los productores deben informar a las autoridades de supervisión del mercado si saben o deberían saber, en función de la información que poseen, si el calzado supone un riesgo para los consumidores porque no cumple el requisito general de seguridad.
  • Si así lo solicitan, los productores deberán cooperar con las autoridades de supervisión del mercado para evitar riesgos que suponen los productos que suministran o han suministrado.

En el caso de los distribuidores, las obligaciones incluyen:

  • una obligación general del debido cuidado de acuerdo con los requisitos de seguridad
  • una obligación de informar a las autoridades de supervisión del mercado si saben o deberían saber, en función de la información que poseen, si el calzado supone un riesgo para los consumidores porque no cumple el requisito general de seguridad
  • una obligación de cooperar con las autoridades de supervisión del mercado, si así lo solicitan, para evitar riesgos que suponen los productos que suministran o han suministrado.

Información adicional

Para más información sobre la Directiva sobre el etiquetado de componentes del calzado, te recomendamos consultar el sitio web de la Comisión Europea:

https://ec.europa.eu/growth/sectors/fashion/footwear/legislation_en

Inicia sesión para utilizar la función y obtener asistencia personalizada (se necesita un navegador de escritorio). Iniciar sesión


Llega a cientos de millones de clientes

Empezar a vender en Amazon


© 1999-2022, Amazon.com, Inc. or its affiliates